Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

15 ene. 2013

Todo es salvaje

Pienso.
Pienso porque no tengo tus cuadros llenando mis paredes; mis blancas, perdidas y tristes paredes.
Yo quiero que toques la guitarra para que me desperece a gusto cada mañana; que se nos haga de día, o de noche, mientras nos comemos el alma. Se está nublando el cielo y mis pupilas. Se me queda grande la cama, las mantas y la alfombrilla del baño. Es eternidad lo que baña los azulejos de mi presente. Tenemos que hacer algo.
Tenemos que salvarnos.
Queda un vacío y medio en los cajones de la mesita de noche, esos que pintaste de futuros inciertos. Inciertos, pero salvajes. Todo es salvaje, y a nosotros nos salen colmillos y garras. Aullamos y danzamos dando zarpazos en espaldas y pechos. Me estoy sujetando como puedo a este gris que quiere convertirse en negro.
Quiere, pero no le dejo.

10 comentarios:

Rafael dijo...

Letras con un contenido "salvaje", pero tierno a la vez.
Un abrazo.

andré de ártabro dijo...

¡No no le dejes que añoraríamos mucho tiempo todos los matices del gris que sabes contar y reflejan los colores del Arco Iris en tu bucólico narrar .
Tienes una forma genial de expresar asensaciones.
Beso.

Miau dijo...

Todo es salvaje, como tu manera de expresarte! Tu manera de trasmitir, tu gran facilidad para dejar clavada mi mirada en tus palabras.

Ese negro no podrá nunca apoderarse de ti, tan solo con una gota de tu blanco seguirá siendo gris.

Patty dijo...

Lo original de tu post es la forma con que expresas tus sentimientos más íntimos... besos :*

Elendilae dijo...

Luz no solo en las alturas sino en cada letra con la que describes momentos maravillosos. Normal que el gris no se pueda transformar en negro :)

Un besito

Rita Agustina dijo...

Escribes de una manera tan profunda que es imposible que no nos llegue al alma. Me encantó.

Nerim dijo...

Unas letras llenas de pasión y con una excelente prosa.Un precioso escrito que me ha gustado mucho, tanto, que me he hecho seguidora de tu blog.

Un abrazo

Cé. dijo...

Pues no dejes al negro entrar. Y espera, espera teniendo la ausencia contigo, para disfrutar de la presencia cuando llegue.

Norma dijo...

Excelente relato. Prefiero el blanco y si no lo tengo hago esfuerzo por visualizarlo. Te felicito. Csariños.

Anónimo dijo...

Me encanta esa mezcla perfecta tan bien conseguida en tu relato de romanticismo y salvajez, es increíblemente entrañable, claramente perfecta ;)
Forgotten Words