Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

5 ene. 2013

Quien dice cigarrillos dice colchones

Silvo mirando a la luna con
la camiseta del pijama puesta.
No hace frío, el invierno no existe
cuando compartes cigarrillos con mis ceniceros.
Quien dice cigarrillos dice colchones,
y quien dice mis ceniceros dice mis caderas.

Deliran mis uñas.

Hay un puente entre la noche y el amanecer que es
una putada cruzar sin tus orgasmos.
Da gusto oír rugir tu mirada posada
sobre mis labios.
Nunca me gustaron los hoteles
para ver llover.
Besar detrás de un cristal alquilado
no tiene gracia.

5 comentarios:

Elendilae dijo...

Cierto, pero si no hay otro lugar mejor al que acudir... menos es nada ;)

Un besito

andré de ártabro dijo...

¡Que sí , ¡qué tienes razón que es mejor mirar desde tu cristal que desde el alquilado,!
¡Claro que de lo malo malo ...que quieres que te diga..
Besos.

Cé. dijo...

Tienen su magia, los hoteles. Pero luego no puede quedarte su olor en las sábanas.

Lapislazuli dijo...

Y si es el único lugar.....imaginar es la solución
Abrazo

Anónimo dijo...

Esta claro que un hotel jamás sera tu hogar, pero lo importante siempre será la compañia y no en donde estés
Forgotten Words