Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

26 ene. 2013

El arte de fumar un cigarrillo

Entonces puedo comparar el azul de una mañana de invierno con una mirada de las suyas, de esas de despertar instintos devoradores. El corrector de textos del móvil no tiene ni idea de lo que quiero decirte, y yo tampoco -a veces-. Hay una fotografía decorando enero. Me sabe dulce y salada. Todo a la vez. Todo a la vez como solías hacerlo tú. El arte de fumar un cigarrillo subiendo las escaleras del hotel está al alcance de pocos. Estaba y está a tu alcance. Al alcance de la rima entre tu barba y tus tobillos, entre la delgadez de tu cordura y lo ancho de tus maletas. Maletas. Más de una, los destinos eran innumerables. Creo que esta madrugada nos tocaba Mürren, Suiza. A mí solo me hace falta una guitarra a la que tú le pongas las cuerdas en forma de saliva y empezar a tocarnos para convertirnos en nuestras melodías favoritas. Eres mi perfecta melodía, envuelta en un descaro oportuno y atractivo con el que me dan ganas de bordar mi ropa interior. Dibujo en el polvo que hay encima de los CDs un mapa de nuestro próximo futuro, lo hago con el dedo corazón, ese que te sacaba algunos fines de semana desde la ventanilla del autobús. Voy a dormir a plena luz del día, ignorando los ceniceros a rebosar, la cisterna del baño goteando, el avión estrellado en la otra punta del océano, y estas náuseas con forma de besos que me palpitan en los colchones. Sigues estando muy cerca, lo noto en mis labios cortados y en las puntas de mi pelo.

10 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

El arte de fumar un cigarrillo con las letras envueltas en las volutas de humo.


Buen texto.

Saludos.

LOBEZNA dijo...

Aquí no estamos de acuerdo (lo siento) para mi fumar no es ningún arte, aunque se diga en sentido figurado. Odio el tabaco, lo único que sabe hacer es otorgar enfermedades y matar a la gente. Perdona que haya sido así de clara. Espero no te enfades. Un abrazo.

andré de ártabro dijo...

Esa delgadez de tu cordura y lo ancho de tus maletas y ese palpitar delos colchones no es extraño que con sus besos desprendan rayos de luz la punta de tus pelos.
Metáforas preciosas en un mapa lleno de pasión
Besos.

Forgotten words dijo...

Definitvamente tienes EL DON...creo que hasta yo me estoy enamorando ya no solo de la barba sino de esta historia de ambos ;)

Patrycja Photography dijo...

Great post. Nice atmosphere on your blog. I like it here. ;]
Feel free to visit my blog. New images.
If you like my picture like me on the fan page: https://www.facebook.com/pages/In-another-light/413836138693856
I will be extremely grateful.

Have a nice weekend. Yours. ;)

Rafael dijo...

Sigues una línea progresiva en tus micro-relatos, con esa huella inconfundible de personalidad.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Eva Letzy dijo...

Qué lindo!! Me pareció precioso el texto...
Saludos

Lau_a ras de suelo dijo...

Que texto mas bonito. No todo el mundo puede tener ese arte del que hablas al fumar un cigarrillo. Pasate cuando quieras por mi blog =) Un saludo.

Mária dijo...

He muerto con la metáfora de la guitarra. Gracias por dejar tu huella en el blog http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/
Yo te dejo la mía, y por supuesto, te sigo. M.

txetxu Martínez Cenalmor dijo...

Muchas gracias por tus palabras Nerea! =)
y este texto del cigarrillo...CHAPÓ!
me ha encantado!

por cierto, tienes fb??