Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

20 ene. 2013

El edificio más bohemio del mundo

Es increíble cómo besa en las madrugadas de enero; cómo se deja llevar por ese deseo imparable que aparece cada vez que nos tenemos a dos centímetros de distancia. Luce una lujuria incansable, sabia y duradera que comparte conmigo y con mis fríos. Sale de noche de casa, y atraviesa media ciudad entre rock and roll, cervezas y marihuana. Las barras de los bares más oscuros se pelean por sus codos. Vaqueros desgastados, camisas medio abrochadas, cigarrillos liados, miradas perdidas que se encuentran en el portal del edificio más bohemio del mundo. Colgamos las fotografías, y los garabatos, con pinzas de tender la ropa. Son pinzas de madera, normales. Como tú y como yo. Normales, pero tan interesantes como raras. 

12 comentarios:

Cé. dijo...

Me gustan las cosas interesantes y raras.

Yayi dijo...

Hola.
Gracias por visitarme y quedarte. Yo también me quedo por aquí. Te he estado leyendo y es...interesante, original, me gusta.
Feliz semana.
Besitos.

Juli Castellano dijo...

Que lindo, que original. Me gusto mucho el texto. ♥ Es difente a los demas y eso lo hace especial

Besitos, te estoy siguiendo
http://julicastellano.blogspot.com.ar

Mercedes dijo...

¡Hola Nerea!
Muchas gracias por visitarme, me alegro que te guste mi post.
Veo que llevas poquito tiempo publicando, te acompaño.
Besotes y feliz semana!

Collarinos de mamá dijo...

Cuántas cosas que contar, que cantar, que gritar a los cuatro vientos.
Cuántos sentimientos vividos y compartidos.
Todo ello hace que tu blog sea distinto, un lugar muy especial.

Besos!!

Tirsi dijo...

hola guapa gracias por seguirme yo tambien me quedo por aqui 1 beso

Forgotten words dijo...

Nunca había leído texto parecido y me encanta, describes de tal forma a los personajes y lo que les rodea que hace que nada nos resulte indiferente, sino mas bien todo lo contrario ;)

Gracias por permitirme descubrir tu mundo, merece mucho la pena, y eso que solo es el principio jeje

LOBEZNA dijo...

Un texto fuera de lo común. Me gusta. Saludos.

Rita Agustina dijo...

Me encantan las pinzas de madera, tienen su nosequé que las hace especiales

Lapislazuli dijo...

Muy buen texto
Abrazo

Rafael dijo...

"...Son como versos que van saliendo dormidos de los labios..."
Un abrazo.

Maira F. Molina dijo...

Hermoso texto, tienes una forma de escribir y relatar muy original, me ha encantado.
Acabo de abrir un blog, no sé si sea de tu agrado, pero te dejaré el link más abajo.
Te estoy siguiendo.
un abrazo.
http://my-pinkdreams.blogspot.com.ar/