Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

12 ene. 2013

Me hace bien leerte

Tengo tu voz grabada en mi mente
como quien sujeta la lista de la compra
con un imán en la nevera, seguro de
que no se va a caer.

Recuerdo perfectamente el camino
que va de mi casa a la tuya.
Lo recuerdo como ese pirata
que memoriza con precisión
el mapa que le guiará hasta el cofre
del tesoro.

Es bonito amanecer a oscuras en
una habitación desconocida,
despertando a golpe de besos con barba
y melenas largas sobre mi espalda.

Hago de tu guitarra mi banda sonora favorita.

No ha habido cafés.
El desayuno ha sido un par de orgasmos
y persianas subidas gritando por la ventana.

Me hace bien
leerte
con la suavidad de mis piernas.

8 comentarios:

Elendilae dijo...

Así da gusto amanecer :)

A mi también me haría bien leerle así ;)

Un besito

andré de ártabro dijo...

Si, sí también me hace bien leerte a ti. También yo actuaría cual pirata para encontrar el cofre no , no ¡el tesoro!¿ qué pueden importar los cafés?
¡Precioso y muy tuyo!
Besos.

la MaLquEridA dijo...

Eso es a lo que llamo amanecer con ganas.

Ojos de pega dijo...

muy lindo

Rita Agustina dijo...

"El desayuno ha sido un par de orgasmos
y persianas subidas gritando por la ventana."

Aquí tengo que decirte "WOW" yo a ti, guapa. Precioso, precioso.

Juliette. dijo...

Que bien nos hace leer a todos. Y que suave tus palabras a la par de agarradoras.

Me gusta.

Un saludo, Ene.

María Bote dijo...

Precioso poema y hermoso amaneder. Me ha encantado leerte, gracias por tu visita.

Besos. María

Anónimo dijo...

He leído bastantes textos que hablan de amaneceres y desayunos, pero puedo asegurarte que ninguno igual que este, decirte que me encanta es quedarme demasiado corta ;)
Forgotten Words