Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

3 abr. 2014

La vida sigue

Igual tienen razón
y la vida sigue.

Sigue corriendo detrás
de imposibles con nombre de arrasacorazones.

Sigue dejándonos despiertos,
con la ropa puesta,
madrugadas enteras.
Sin arroparnos
ni cantarnos
ni inyectarnos inspiración directamente
en vena.

Sigue vaciándonos los vasos
cuando más sed tenemos.
Y nos pone la fuente más cercana
a ocho bocas de distancia.

Sigue endureciendo el suelo.
Las hostias duelen,
tenemos los dientes intactos
pero el corazón lleno de caries
amenazando con caerse al contacto con el
próximo bordillo.
Bordillo humano, que todo hay que decirlo.

Sigue tocándonos con las manos frías
por debajo de la camiseta
y de la piel.
Qué difícil es encontrar una
estufa que nos reconforte.
O unos guantes.
O una navaja para cortarle dedo a dedo
empezando por el corazón,
que es un cubito de hielo
sin vaso de cubata.

Sigue bailando desacompasada.
Sola delante del espejo
imaginando que tiene acompañante vestido
con esmoquin y pajarita.

Sigue pisándonos los pies
y lo fregado
pero sin resbalarse,
qué hija de puta.

La vida sigue
persigue
pero no consigue nada.

6 comentarios:

Forgotten words dijo...

Y es que la vida, pase lo que pase, suceda lo que suceda y queramos o no siempre sigue, y jamas seremos conscientes de lo afortunado que podemos llegar a ser gracias a esto

Rafael dijo...

Y en el fondo, a pezar de todo lo que le digamos y nos callemos, "la vida sigue", y no queda más que seguir con ella y tras sus pasos.
Un abrazo y feliz jueves.

Contención inespacial dijo...

Las hostias duelen,
tenemos los dientes intactos
pero el corazón lleno de caries..

Muy bueno, un abrazo :)

Contención inespacial dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elendilae dijo...

Te encuentro aquí, más grande cada día, escribiendo versos de la vida, del amor, de las caídas y de los vuelos sin paracaídas.

Pero es que cada día te encuentro en nuevos rincones, tumblr (reblogueadas tus palabras), twitter… Y me sale la sonrisilla porque pienso: estás llegando muy lejos.

A ver cuando te vemos en la estantería de alguna librería, haciendo una gira por España :D

Un besito

Cé. dijo...

Triste pero bonito, y por desgracia, real.