Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

3 ene. 2014

Qué calor eres

Coges flores de los parques
de camino a mi casa.
Yo las pongo en agua
dentro de un vaso de tubo
porque no tengo jarrones;
los rompí todos la última vez
que se me lesionó el corazón
jugando de visitante.

Tú te desnudas
y yo termino de pintarle los ojos
a una chica que me mira
en sujetador
desde un lienzo en el salón.

Pareces recién salido
de una canción
que pone los pelos de punta
y moja la ropa interior.
De una de esas canciones
que te dan ganas de follar
y de conquistar el mundo
después.

Está atardeciendo,
pero en tu piel es mañana pura.
Mañana en la playa,
verano,
luz.
Qué calor eres.
Tu barba es más sol que el sol.
Imagínate.

Eres reflejo
de todo pecado que salva.
Idioma
de piernas entrelazadas.
Lenguaje corporal,
musical,
cultural.
Tu cuerpo es cultura.
Escultura
jadeante y fiera.

Eres brutalmente tú.
Brutalmente besable.

4 comentarios:

Rafael dijo...

Juventud divino tesoro...
Un abrazo.

Patty dijo...

Vaya.... no has cambiado en nada menos mal, sigues con el ímpetu juvenil y alocado :* besitos preciosa ;)

Amapola Azzul dijo...

Muy bello.
Enhorabuena por el sentimiento.

Abrazos.

Javier Copado dijo...

Brutalmente fácil de sentir...
Brutalmente bueno...