Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

28 ene. 2014

Cuestión de tiempo y tinta

Cuando tú vienes, yo ya he ido y he vuelto diez veces con el corazón en bolsillos diferentes.

A veces lo llevo atado a un cordel de plata falsa, como si fuera un reloj de 1836 que regalan a un muchacho el día que cumple la mayoría de edad.
Balanceo el corazón enrollando la cadenilla en el dedo, pero sin silbar ni caminar por aceras mojadas con cara de nostálgica empedernida suplicando que la salven -aquí cada uno se salva solito-, lo hago en una habitación con las persianas bajadas para que el sol no me espante la tristeza. Da vueltas y vueltas hasta que la cuerda se acaba y se estrella contra mi mano, salpicando de sangre a todos los presentes: yo.

Todo en exceso, mata.
Las letras acabarán descuartizándome algún día, es cuestión de tiempo
y de tinta.
Las parejas, a fuerza de tocarse terminarán desgastadas; el roce no hace el cariño, el roce rompe los pantalones por las rodillas y desgasta la suela de las botas. Cuidadito con el roce. Por eso, parejas, de vez en cuando, masturbaros mutuamente a voces, cada uno en su bañera.

Nosotros nos ahogamos en amor.
Te ahogaste en amor y me cogiste del pelo para arrastrarme hasta el fondo. Caímos y un montón de arena enturbió el agua.
No veo nada, no sé si estoy ciega o voy.
Abro los ojos, por donde se me va escapando tu insípida luz.

Nos ahogamos en amor.
Es que es muy jodido nadar y flotar cuando se ha nacido Titanic.
¿Y el bote salvavidas?
¿Y el flotador?
¿Y los manguitos?
-Dirá alguno-.
Pues, verás,
a la piscina te lanzas desnudo y sin mariconadas, o no te lanzas. Y si te empujan, mejor.

Nos va la belleza del desastre; el sabor cítrico de la fatalidad.
La erótica del drama.

Pero eso no quita que nos muramos de ganas por que nos pongan el corazón mirando a Cuenca.
Hacerle el amor a un corazón, imagínate.

3 comentarios:

Rafael dijo...

Cuestión de tiempo, bien lo dices, pero se debe medir bien los tiempo, ya que el amor es conveniente y necesario, pero en exceso...
Un abrazo y feliz martes.

nerea garcia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patty dijo...

Besitos preciosa, me encanta leerte :* muá