Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

6 ago. 2013

Camiones con nuestros nombres en cursiva

Aire acondicionado
en autobuses de provincia.

Luna llena sobre ciudades
donde se cenan sobras.

Casas blancas.
Mente en negro.
Pagar en metálico
y salir corriendo
machacando el acelerador
mientras suena algo de Springsteen.

Camiones de cítricos,
frutas y verduras
con nuestros nombres en cursiva.
Bocinas afónicas.
Hombres lobo disfrazados de oveja.

Atropellar en sueños.
Atropellar con lengua,
y literatura.

Melenas recogidas.
Sueltas en busca y captura.
Labios rotos: los mejores.
Viaje de 2 horas y 1992 pensamientos de amor.

35º a la sombra.
A la sombra de una falda
estalla el termómetro
y el tacto.

Medias tintas de pluma del siglo XIX.
Medias negras de Sabina;
la conoció en la estación, qué fatalidad.

Postales con olor a cerveza.
Correr sin maletas.
Mirar de reojo.
Enamorar sin bailes sobre puentes de madera.

Tos escondiendo insultos.
Miradas que piropean
y recitan versos mudos.
Bares de copas de árbol en otoño.
Vino tinto caduco.
Amor y deseo perenne.

Brindar:
hoy por él, mañana por su culo
y por mí cuando se lo toco.

Puertas blindadas a prueba de poetas.
Corazones con vallas electrificadas
que saltan sin problema los cantantes
de madrugada.

Marcos de fotos en blanco y negro.
Marcas de guerra en el pecho,
si lames con los ojos cerrados
se ven.

Tocarle las vértebras al rock and roll.
Deshacerle el nudo de la pajarita al jazz.
Músicos de blues locos de
atar
por las
cuerdas
de sus guitarras.

Desnudarse frente a un piano de cola.
Siempre con alguien mirando,
claro.

5 comentarios:

andré de ártabro dijo...

No me importaría ¡Hasta ser el piano! ya no tanto por mirar, por si te animas a tocarlo.
¡Eres genial!
Besos.

Rafael dijo...

Y todo eso en un instante que se llama "juventud",
Un abrazo en la tarde.

Ilesin dijo...

Instantes únicos y vividos con intensidad.
Besos

Cé. dijo...

"Hoy por él, mañana por su culo y hoy por mi cuando se lo toco".
Me gusta.

Kris Diminutayazul dijo...

Y todo se desliza como una elegante melodía de jazz.