Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

20 jul. 2014

Instrumento de percusión





Yo antes dormía.
Ahora escribo, bebo y echo de menos.

Por el día soy un ser humano,
por la noche no sé lo que soy.
Los fantasmas que me dictan lo que te escribo
dicen que tengo los labios demasiado rojos
para estar muerta
pero luego me ven el corazón tan descosido y nublado
que me abrazan diciéndome “bienvenida”.

Me cuidan apartándome los mechones de pelo
que se enredan en mi bolígrafo negro;
soplando la llama del mechero
cuando después de quemar tu carta me hipnotiza el fuego;
acercándome otro folio si mis lágrimas lo bombardean.

No hay escudos contra sollozos.

Por las noches naufrago,
incluso mis costillas flotantes se hunden.
De madrugada aquí no quedan en pie ni los acantilados,
todo el territorio se allana y desaparece;
no hay montañas en las que resuene el eco de mis “quiéreme cerca”.

Mi boca es una casa abandonada
a la que los niños se acercan para arrojar piedras
y hacer apuestas de valentía.
Todos mis muebles están cubiertos con sábanas blancas desgastadas,
quiero que seas tú quien las aparte,
quiero que seas el único que se mueva en mi pista de baile.

Cuando se hace de día
vuelvo a sentirme el corazón,
no son latidos: son tambores de guerra,
el retumbar de mis ganas de luchar por ti.
Luchar por ti,
ya ves,
siempre me gustaron las cornisas resbaladizas.

8 comentarios:

Rafael dijo...

Pero hay esas ganas de volver a luchar por un algo y por un alguien...
Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Un placer leerte, Nerea.
Besos de anís.

Oski dijo...

"No hay escudos contra sollozos".

Salvo la poesía. Aunque a veces se vuelva cuchillo en vez de pluma.

fantasma dijo...

'quiero que seas el único que se mueva en mi pista de baile.'
esta frase, y las tres últimas, me han enamorado.

C_yPunto dijo...

Siempre hay que luchar. Y no sé si es por eso pero siempre te superas.

Un abrazo.

Patty dijo...

Te he leido en los mejores momentos y ahora esto..... así como dices tu no hay escudos contra sollozos, solo entrégate, así la pasarás menos mal.

Besos bonita Nerea

Akzayakatl Colin Hernandez dijo...

Hermosa poesía, toda con un trocito de tu bonito corazón.
Los mejores deseos.

Adrián Perea dijo...

Este debe ser el texto que más me gusta de ti.