Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

7 sept. 2013

Todos somos volcanes hasta que se demuestre lo contrario

Todos somos volcanes
hasta que se demuestre lo contrario.

Hasta que llegue un músico
a amansarnos con sus notas
de universitario
aplicado
y bebedor.

Entonces seremos fieras
inofensivas
viviendo de guitarras y besos rojos.
Y no habrá erupciones catastróficas,
sino sanadoramente bonitas
sobre ombligos y gargantas.

Y sólo sacaremos las garras
cuando haya que amar
en camas o callejones con salida.
O apoyados en coches.
O en las azoteas de los edificios
donde nunca viviremos
ni juntos
ni revueltos.

Se nos verán los colmillos
cuando leamos las letras
de canciones que se escribieron
en un verano de abstinencia sexual.
Se nos verán los colmillos
y los relameremos.
Los pondremos con cuidado
sobre piernas descansadas,
y ese será el mayor riesgo dulce
que correremos.

Arrancaremos a bocados
el aburrimiento de los domingos,
y de las noches sin películas buenas en la televisión.
Qué garras más bonitas
para quitar el polvo de las camas
y los sillones donde dejamos la ropa.

Seremos truenos.
De los buenos.
De esos que hacen vibrar los cristales
y traen relámpagos que bien podrían ser
flash de cámaras Polaroid.

Traeremos terremotos
en los bolsillos de las chaquetas.
Pero no se caerán los edificios,
ni los tejados de los polideportivos.
Sólo moveremos la lámpara de la mesita de noche
y el cuadro de la entrada
firmado por un viejo amigo pintor
que ahora vive en Nueva Orleans.

Estallaremos, sí;
pero no habrá lava,
sino semen.
Y la saliva será tan rock and roll
que nos drogaremos con ella.

5 comentarios:

Rafael dijo...

Sigo disfrutando de tus versos "irreverentes"...
Un abrazo.

Elendilae dijo...

Me ha encantado el final: "la saliva será tan rock and roll que nos drogaremos con ella".

Estallemos pues.

Un besito, feliz domingo.

Forgotten words dijo...

Me encanta, poco o nada más puedo decir ;)

Norma dijo...

ja ja ja, es cierto, ...todos somos volcanes. Muy bueno. Gracias.

Patty dijo...

Yo quiero ser una fiera con mi guitarra y yendo por ahí sonriente y en paz :* besos Nerea guapa!!!