Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

10 may. 2013

Tranquila, la culpa es de mayo

Tranquila,
la culpa es de mayo.

Son noches mágicas.
Noches de poesía colándose
por el balcón.

Huele a primavera moribunda
y a verano impaciente por sudarnos.

Edificios sobre los que bailan las nubes errantes
con el mapa en la mano.
Ventanas con luces encendidas
y televisiones escupiendo películas porno
o anuncios de teletienda a un sofá vacío de sueños.

Y de sueño.

Calles llenas de una soledad preciosa
y precisa
con la que me iría a la cama
el último día de mayo.

Horizontal y bella;
vestida con bragas negras, y bella;
escupiéndole a los miedos, y bella;
tan bella que dan ganas de fotografiarla
hasta que el jazmín se ahogue en celos.

Me visto,
y me desvisto,
con la brisa fresca que muerde mis labios
desde la ventana.
Fresca porque me mata el calor.
Fresca porque se desnuda delante de la primera mirada masculina que le dice
"esta noche reinamos tú y yo, bonita".
Y ese 'yo' siempre es el mismo hippie dulce con barba
que me hace escribir cada vez que en esta almohada
sólo pestañean dos ojos.

A mi cuerpo le falta munición,
batería,
pilas.
Y yo sólo me recargo a orgasmos.

Y a viajes.

Aunque nadie sepa exactamente
cuál es la diferencia entre esas dos maravillas.

6 comentarios:

Rafael dijo...

Es cierto, posiblemente la culpa es de mayo...
Un abrazo.

Sílvia dijo...

La culpa siempre
es de mayo.

Elendilae dijo...

Me encanta :)

Creo que una canción de Revólver decía: "los años me dicen que el verano no es buen aliado para la razón".

Que sea para el corazón, con o sin culpa.

Un besito

Patty dijo...

Eres joven no necesitas recargarte con más :D que disfrutes muakkk

Standby(me) dijo...

Me encanta, Nerea, de lo mejor que te he visto hacer.
Y menos mal que después del fracasado abril llega mayo, eh? Un beso bonita.

Cé. dijo...

No me gusta Mayo.