Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

28 abr. 2013

Una protagonista que se muere por besar


Hora punta en el metro.
Y yo he quedado contigo
para ir al teatro.

Andenes asfixiados y escaleras mecánicas
sucumbiendo al desenfreno de maletines negros
y zapatos de tacón.

La lluvia hace de este escenario
una película de bajo presupuesto
con una protagonista que se muere por besar.

Falda empapada,
medias llenas de barro,
zapatillas donde bailan mis dedos
sin saber con certeza si llegarán a tiempo.

La gente se grita escupiendo verdades
a caras de falsedad sin opción de cruz.
El azar siempre me puso cachonda.
Y en esta vida hasta la muerte juega
a los dados.
Y a los dardos.
Envenenados.

Con el rimmel corrido
me siento guapísima
sólo porque eres tú quien me mira
y me dice "ojalá fuera lluvia
para calarte hasta la ropa interior".

Ya lo haces.

La ropa interior no es nada
sin alguien que la admire
y prefiera arrancártela que plancharla.
Sin alguien que tenga curiosidad
por ver lo que hay debajo.
Sin alguien que vista a sus musas
con tus sujetadores.

Llegar a tiempo
es ver de rodillas
cómo empieza la función.

5 comentarios:

John Desde dijo...

Toda una escena condensada en un poema, lluvia que es tormenta, escaleras rápidas, escaladas entre la mentira a la verdad. Es verdad que la musa está para que sea encontrada y vista, aunque a veces no a la vista...
Un saludo Nerea.

Cé. dijo...

Hace poco oí un piropo que me gustó "En ti todo es sexy". Supongo que cuando atraes a alguien le gustas hasta con el rimmel corrido.

charles dijo...

beautiful blog kisses

Rafael dijo...

Es fácil encontrar esta inspiración en la montaña...
Un abrazo.

Patty dijo...

Creo que cuando te enamoras es que empiezas a decir palabras así tan lindos como tus poemas..... tratando de demostrarle lo que realmente te interesa :*
Poema bello como todo besos preciosa