Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

18 abr. 2013

Caricatura de Sabina


Tengo una caricatura
de Sabina en la pared
de mi habitación
y olor a ropa tendida
entrando por la ventana.
Hoy me enamoro,
eso me temo.

Me está brillando más 
tu barba
que el sol sobre 
los ladrillos rojos
del edificio de enfrente.

Vi cómo te cortabas con
un folio el dedo corazón
cuando intentaste
escribirme la carta de despedida
más dolorosa del mundo.

No pudiste.

Ni yo pude despegar 
del espejo del baño
el primer beso que le diste 
a mi codo izquierdo.

El viento sigue levantándome la falda,
pero sé que eres tú
queriendo quemar mi ropa interior
y el exterior de una coraza que hace tiempo
me encongió en el tercer lavado.

Para comernos el mundo
teníamos que empezar por nuestros 
cuellos,
y terminamos atragantándonos
con tantos buzones vacíos.

Ahora no sé qué hacer
con todas las espirales
que pintamos en el fondo de la bañera.
Con todos los arañazos, 30 por orgasmo,
que me han dejado marca en los hombros
y en el calendario.

Pandora no sabía que dentro 
de su caja
se escondían todos los viajes con
las ventallinas del coche bajadas 
y el calor subido 
hasta la cima de nuestros ombligos.

Cada vez que te encendías 
un cigarrillo era como 
destapar la primavera de golpe,
sin mirar las instrucciones,
sin esperar a que la margarita
me confesara si me querías.
Si te quería.

Si te creía.

Y ahora el monte 
me va a preguntar qué he hecho contigo,
y yo sólo tendré narices de decirle
la verdad, de decirle
que mi espalda era demasiada
poesía
para tus huellas dactilares.

6 comentarios:

Rafael dijo...

Y el monte sonreirá, al final, porque es comprensivo y seguro que te cubrirá con su brisa.
Un abrazo.

Forgotten words dijo...

Ufff estoy segura que pronto todo mejorara, que esto solo es un paso mas para poder disfrutar de la verdadera luz de tus alturas :) un besazo enorme N

Patty dijo...

Es
pec
ta
cu
lar :)

Es triste es verdad, pero el escuchar este poema con tu voz le ha dado ese toque de esperanza... deja que el tiempo pase.... y ya verás :)

Amanecer Nocturno dijo...

Wow, una espalda de poesía. Me ha gustado mucho el final y también imaginarme espirales en la bañera. Voy a buscar en la mía, a ver si tengo por accidente.

Un abrazo!

Lucía dijo...

Parece que al decir las cosas en voz alta se hagan más de verdad.

Elendilae dijo...

Niña! si ya me enamoras y emocionas con sólo leerte entre susurros, oírte me ha puesto los pelos de punta.

Impresionante ^^

Besos