Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

24 oct. 2014

Insomnio de un cadáver




Anoche volví a tomar pastillas para dormir.
Eres más fuerte que el sueño
sólo la droga y el alcohol te debilitan y apartan de mí
pero reapareces
como las flores del jardín que un muchacho roba creyendo que así conseguirá follar
como el dolor de garganta
como el hijo sin dinero.

Escribo ahora
por la mañana
a la luz de este octubre carcelero
porque la rabia
me tenía ocupada anoche rompiendo y quemando cosas.

Anoche volví a odiar los aviones
las motos
los contestadores
y las canciones que hablan de números de portal.

Volví a escupir por la ventana
a arañarme las piernas
a romper papeles importantes.

Volví a fumar
me tragué el humo igual que me tragaba tus mentiras.

Volví a dejarme caer
¿me lees?
me dejé caer
yo, que ya me había olvidado de tus infiernos
y vivía cómoda en el piso de arriba con los pies calientes.
Ahora mi cuerpo es un volcán
y mi sangre es magma
y si tuviera cerca un revólver provocaría un fenómeno natural
digno de portada de la National Geographic.

Anoche volví a quedarme sin reloj y sin hambre.

Anoche me pinté los ojos
lloré
y con el rimmel corrido me corté el pelo.

Se me quitaron las ganas de saltar.

Me quedé helada
pero no quise abrigarme.

No quiero más luz,
sé un sol con ella.

Anoche volví a desaprender a vivir sin ti.

Anoche volví a tener miedo
salí corriendo
y me perdí.

Pero vuelve a su ombligo
al mes de su calendario
que te domestique,
vete con ella
yo ya estoy muerta.

5 comentarios:

Rafael dijo...

Versos muy fuertes los que deja tu protagonista en esta entrega.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Mily Murillo dijo...

Esa cosa rara que me pasa, me encanta leerte y cuando quiero comentar no se qué decir. Porque corro el peligro de empezar a hablar de mis insomnios, de mi rimmel corrido, de esto y de aquello.

Besos.

Anónimo dijo...

Muy potente.
Me encanta como escribes.
No dejes de hacerlo nunca, por favor.

Patty dijo...

Cual es la fuerza de voluntad que remece tus sentidos Nerea? vamos chica pa' lante ;) besosssss

Martina Romá dijo...

¡Cuánta intensidad!
Me ha gustado mucho, transmites...
Describes unas sensaciones que evocan a un tiempo...complicado.

Un abrazo,
Martina.