Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

25 ago. 2014

A estas horas




A estas horas en las que sólo se escucha
el ruido de la nevera.

A estas horas en las que las oportunidades perdidas
martillean en la nuca
y bailan bachata apretándonos el cuello.

A estas horas en las que todo está tan roto
que incluso con zapatillas
nos clavamos restos de jarrones que se rompieron vacíos.

A estas horas en las que sólo hay luz
en el baño del poeta
en las gasolineras
y en las farmacias de guardia.

A estas horas en las que no hay música que amanse a la soledad.

A estas horas en las que vomitan los adolescentes.

A estas horas en las que las putas
escriben en verso.

A estas horas en las que malinterpretamos las miradas.

A estas horas en las que el verano se acobarda
y da media vuelta
como cuando Víctor llevaba a clase
todos los días
una carta
y terminó primaria sin dejarla en el pupitre de Julia.

A estas horas en las que se fingen los orgasmos.

A estas horas en las que los microondas
besan en la frente a las pizzas.

A estas horas en las que los niños
ensayan besos con lengua
en el espejo del baño.

A estas horas en las que el último culo
se levanta de la butaca del cine X.

A estas horas en las que se vacía la bombona de butano.

A estas horas en las que
“-quédate a dormir.
-mejor otro día, adiós”.

A estas horas en las que no pasan las horas.

A estas horas en las que las zorras se creen gatas pardas
y ni siquiera llegan a mosquitas muertas.

A estas horas animales.

A estas horas en las que todos los sombreros
cuelgan del pomo de las puertas.

A estas horas en las que
rodeado de colillas de porros mal liados
te destroza la certeza de que jamás volveré a ser tuya.

7 comentarios:

Patty dijo...

Lo describes con tanta pasión que me enredo entre tanta letra leyéndote con curiosidad de saber que es lo que sigue Nerea.... besos bonita :*

Anónimo dijo...

Me ha encantado. Un abrazo

Rafael dijo...

A estas horas el corazón sigue latiendo a pesar de los pesares y buscando el resquicio de la vida y de la poesía.
Un abrazo en tu vuelta.

C_yPunto dijo...

"A estas horas en las que malinterpretamos las miradas."

Eso sí que es un horario bien preciso.

Horas complicadas, esas.

Un abrazo.

Hiponoe dijo...

Son horas malas.

guille dijo...

ese Victor lo tiene crudo.

Casi tanto como las fingidoras de orgasmos.

Luis Salares dijo...

....esas horas....son viejas conocidas para mi.