Vuelvo a casa caminando de puntillas, no vaya a ser que se despierten los poetas.

22 mar. 2013

Si cada una de estas letras fueran un orgasmo

Si verte en el garito más oscuro
de la ciudad
fuera suficiente.

¡Si las miradas desnudasen!

Si el rock que te envuelve
fueran mis manos.
Si yo te saciara la sed
al compás de esa cerveza.
Si me hicieras arte clavando
tus uñas en mis muslos.

Si la barra de este bar fuera un colchón improvisado
tendría las mejores vistas en forma de futbolín.
Si me enseñaras las garras
mientras te quitas las camisas.
Si me enseñaras los dientes
sin pestañear.

¡Si tu barba bailara en mi ombligo!

Si gritáramos que el desnudo nos sienta genial
en mitad del bosque.
Si rugiéramos piropos con los cinco sentidos.
Si pudiera tatuarte mi mirada.

Si las despedidas consistieran en
otros dos chupitos de trago
y esperar el alba entre estrofas.
Si te ganara con cada calada.

Si el frío insistiera en que
me beses a fuego lento.
Si el mejor destino estuviera entre tus rodillas.
Si la nieve se fundiera cada vez que te pienso.

Si comerte con las manos
estuviera bien visto.
Si el sol, el día, la mañana y la primavera
se concentraran en tus pupilas nómadas.

Si cada una de estas letras
fueran un orgasmo.

6 comentarios:

Cristina. dijo...

Genial.

Rafael dijo...

¿Y por qué no pueden serlo...? ¿Acaso la poesía no es un orgasmo, como la propia primavera...?
Un abrazo y feliz viernes.

David Mariné dijo...

una maravilla tus poemas.
abrazo.

txetxu Martínez Cenalmor dijo...

"¡Si tu barba bailara en mi ombligo!"

mmm lo que te he dicho! es minimalista,fundido en el detalle, sensual y erotico!pero de una forma especial!

meeeeeeeeeeeeeencanta!!

Patty dijo...

Muy apasionado... lindo Nerea :)*

Rita dijo...

Uaoh! Qué bien escrito. Me he puesto cachonda y todo, jajaja. En serio.